El Centro de Formación de Rugby y un trabajo que no tiene pausas

Sin dudas, los últimos años han sido históricos para el rugby santiagueño: tener tres Pumas fue algo que ni el más optimista hubiese soñado hace tiempo atrás y eso se dio.  Pero además siguieron llegando las convocatorias a Los Pumitas y a distintos combinados nacionales. Y el 2017 trajo además el brillante ascenso de nuestro M18 en el Argentino Juvenil.

Estos logros no llegan por producto de la casualidad. Aquí hubo no sólo talento y esfuerzo individual de los que llegaron, si no también un trabajo que se hace diariamente. Y el Centro de Formación de la USR a cargo de Alfredo Degano, aporta mucho para que nuestros talentos puedan desarrollarse. Tres veces por semana en la cancha del Polideportivo Provincial, jugadores juveniles de distintos clubes de la provincia, se reúnen para ir desarrollando sus condiciones.

– Alfredo ¿Cómo trabaja básicamente el Centro?

“El Centro de rugby trabaja sobre programas de la UAR y nos manejamos con los lineamientos que ellos definen. La Unión Santiagueña pone a disposición todos los elementos para que el Centro trabaje y a la vez los jugadores para que trabajen con nosotros”

– ¿Hay una edad límite?

“Nosotros hacemos mucho foco en chicos de 16 y 17 años, que van a ser la base para los seleccionados provinciales. También trabajamos con chicos de 15 años y también con un grupo de 10 a 12 chicos que están con posibilidades de una convocatoria a nivel nacional.

– El grupo de jugadores va variando?

– Tal cuál, esto es muy dinámico. Hay que entender que por ahí hay chicos que no están preparados porque tienen que entrenar 3 veces con su club y a la vez otras 3 veces con el Centro; o sea que tienen una carga de 5 a 6 entrenamientos por semana y la verdad que no es para todos, por eso el grupo es dinámico. Además hay que contemplar las lesiones, temas de estudios.

– ¿Qué significó para tu trabajo, el logro del M18?

– La verdad que nosotros trabajamos perfeccionando a los chicos individualmente. Después empezamos a crearles ambientes hostiles dentro de las prácticas, para que aprendan a tomar decisiones. El logro nuestro es apoyar al seleccionado y fortalecer el grupo. Somos una pata más, pero no nos involucramos en la toma de decisiones de los entrenadores.

– ¿Hay trabajos diferenciales cuando detectan algún talento especial?

– Tratamos siempre de trabajar en combinación con los clubes. Cuando detectamos alguien con condiciones especiales, hablamos con los clubes para combinar como trabajarlos y también con Ricardo Le Fort, que es el Manager de la UAR en la región, y empezamos a informar y hacer una serie de test a los chicos.

– ¿Qué significa para este tipo de trabajo contar hoy con una cancha propia como esta del Poli?

– Sin dudas es uno de los logros más importantes. Quiero agradecer el trabajo del profesor Dapello, subsecretario de Deportes y también al gobierno provincial por el apoyo que nos han dado, porque encontramos un lugar con todas las comodidades necesarias: gimnasio, sala de video, cancha en óptimas condiciones. Nos beneficia mucho y la verdad estamos muy agradecidos.

Deja un comentario