“El rugby llegó a ciudades en las que sólo había fútbol”

El rugby santiagueño vivió una temporada intensa, con la presentación en sociedad del Torneo Súper XII, la incorporación de nuevas ciudades a la estructura de la Unión, el crecimiento sostenido del rugby femenino y un final de año con la participación de las selecciones mayores en los campeonatos argentinos. Y estos días finales de 2016 son propicios para que el presidente de la USR, Alejandro Avila, de sus sensaciones de lo que dejó el año.

“Lo que más valoro de este año es el crecimiento de los clubes del interior, en cuanto a cantidad de jugadores y a ciudades que se incorporaron. El rugby llegó a ciudades donde sólo había fútbol. Las intendencias mostraron interés y eso provocó también que mucha gente se acerque”, resaltó Avila, quien repasó uno a uno los temas más importantes del año.

El Súper XII: “A principios de año nos hicimos un replanteo del crecimiento que venían teniendo varios clubes formados hace un par de años y apostamos, con un riesgo importante, a probar este formato de Súper XII, porque estaba la posibilidad de que los clubes no aguanten la exigencia que demandaba, el tema de los viajes, los costos. Y la verdad es que, salvo Termas, todos terminaron muy bien, por lo que ha sido muy exitoso”.

Los clubes: “Sacando a los tres clubes que compiten a nivel regional (Lawn Tennis, Old Lions y Santiago Rugby) Añatuya ha demostrado este año su crecimiento y creo que tiene que aspirar a armar su segundo equipo; Olímpico empezó a armar sus divisiones juveniles que es lo que le estaba faltando y el resto tiene que seguir aprendiendo. Me sorprendió y felicito al club La Cañada de Ojo de Agua. Terminó el año con cuatro divisiones infantiles, dos juveniles y la primera. Es realmente elogiable”.

Los juveniles: “El paso que debemos dar el año próximo es organizar un Torneo Juvenil de Desarrollo, que estimule a los clubes a contar con divisiones juveniles y ensanche la base.

El rugby femenino: “Este año se armó un circuito más organizado que creo fue exitoso. Le dio a las chicas competencia cada 15 días, se hicieron 10 encuentros en el año y logramos que viajen a torneos regionales, terminando con la participación en el Seven de la República”.

Las selecciones: “Tengo que reconocer que es un aspecto en el que debemos mejorar. Creo que Santiago tiene potencial para estar al menos en la segunda categoría y los últimos años para la Unión fue un dolor de cabeza la selección, por distintos motivos. Este año fue diferente, el cuerpo técnico decidió no mirar tanto los resultados si no apostar a un proyecto, trabajando con muchos chicos que se vienen formando en el Centro de rugby. Creo que éste fue el mejor grupo de los últimos años, al que le faltó experiencia como para ascender, pero así y todo estuvimos cerca”.

Por último, señaló que la falencia principal que tiene hoy la USR es la falta de recursos humanos. “Necesitamos formar más subcomisiones, incorporar gente nueva y profesionalizar la estructura. Con el crecimiento que hemos tenido no se puede manejar la Unión con tres o cuatro personas y como si hubiese unos cuantos clubes”, indicó.

Deja un comentario