Lawn Tennis lo dio vuelta y sacó boleto al Torneo del Interior B

La última vez que habían jugado por el Torneo Regional fue en la temporada pasada, hace ya un año; y el deporte es tan apasionante, tan atrapante, que puede construir una película con el mismo final, con el mismo héroe, con idénticas víctimas. Como hace un año, un drop de Augusto Mirolo sobre el final sentenció el clásico, vistió de fiesta a Lawn Tennis y dejó a Old Lions a las puertas de un triunfo que había tenido en sus manos en todo el partido.

El partido que regalaron los dos equipos más importante de la provincia ante una multitud y esta vez además, en vivo para la TV, fue enorme; ¿con errores? si ¿con nervios? también. Pero fue siempre tenso, emotivo, leal, jugado con un espíritu inmenso y elogiable por parte de los dos. Fue de Lawn Tennis 23 a 21 porque parece escrito que “Tuti” Mirolo es el muchachito de le película.

Desde el minuto inicial fue Old Lions el que impuso condiciones, atacando con decisión y agresividad, dominando con sus forwards y lastimando cuando abría la pelota. Obligó a Lawn Tennis a hacer lo que menos le gusta: defender. Así, antes de los 15 ya había apoyado dos tries por intermedio de Luciano Zelaya y Facundo Coronel para ponerse 12 a 0.

Lawn Tennis empezó a emparejar las acciones promediando el primer tiempo, se sintió más cómodo cuando sus tres cuartos encontraron juego y descontó luego de una buena jugada colectiva por medio de Augusto Mirolo. Después, sendos penales de Coronel y el propio Mirolo dejaron el marcador 15-10 para cerrar el primer tiempo.

Palo y palo

Otra vez fue Old Lions el que salió más enchufado y decidido al arrancar el segundo y un gran drop de Poky Coronel llevó a 8 la diferencia. A partir de ahí, se vio un juego parejo, tenso y cerrado. Vinieron un penal por bando y con el 21-13 a favor del León, la visita tuvo todo para sentenciar el partido, jugó cerca de 10 minutos en campo de Lawn Tennis, pero se equivocó en un ataque y permitió una contra que no terminó en try pero puso al local en clara posición de ataque.

Así llegó el segundo try a través de Eliseo Roger y tras la conversión el marcador quedó 21 a 20 con seis minutos por jugar y un clima tremendo en el parque.

Fue a falta de 3, que debía aparecer el que parece predestinado a cerrar estas historias: esa patada de Augusto Mirolo se llevó todas las miradas y desató la explosión. Old Lions tuvo sus chances en el minuto final, pero el drop de Móttola se quedó corto y el festejo se quedó todo en el parque Aguirre.

Deja un comentario