Una tarde para el olvido de Los Pumas en Tucumán

El seleccionado argentino de rugby, Los Pumas, tuvo ayer una tarde para el olvido en Tucumán y fue vapuleado 27 a 0 por Francia, en el segundo test match de la serie.

En condiciones climáticas complicadas, el equipo argentino no pudo hacer pie y fue superado claramente por un equipo galo que se tomó desquite de lo ocurrido una semana atrás, cuando el conjunto albiceleste se impuso por 30 a 19.

No les salió nada a Los Pumas, que tuvieron una tarde negra. Falló en las formaciones fijas y también en la zona de contacto. Y sin pelotas claras para atacar, no generó ni una situación para sumar frente el ingoal adversario.

No la pasó bien el equipo argentino en el primer tiempo. No tuvo buena obtención en las formaciones fijas y en consecuencia no disfrutó de buenas plataformas para lanzar sus ataques. Del otro lado, Francia, bien conducido por el medio scrum Serin, intentó darle dinámica al juego y por momentos quebró con facilidad la primera línea de tackle albiceleste.

Pero muchas veces no pudo con la humedad de la pelota (llovió durante gran parte del partido) y cayó en imprecisiones que lo privaron de irse al vestuario con una diferencia más amplia.

Los galos no tuvieron puntería en el inicio y fallaron dos penales factibles ejecutados por Serin y Gael Fickou. Y debieron esperar hasta los 25 minutos para abrir el marcador a través de una infracción traducida en puntos por su medio scrum.

El equipo argentino había hecho muy poco hasta ese momento. Hubo alguna corajeada de Facundo Isa y algún intento de Joaquín Tuculet, pero no mucho más.

La vez que llegó más cerca del ingoal francés fue a través de un penal pateado al line por Nicolás Sánchez, pero en la hilera los forwards locales perdieron la pelota como casi siempre durante la etapa inicial.

Mal cierre

En el cierre del segmento, Louis Picamoles se levantó de un scrum que iba para adelante en mitad de cancha, habilitó por el flanco ciego a Serin y éste escapó para finalmente asistir a Bonneval quien se cortó hasta el ingoal para sellar el 10 a 0 parcial.

El dominio galo se extendió a la segunda mitad. Ante un elenco europeo que se afirmaba mejor en una cancha cada vez más embarrada, Los Pumas seguían sin hacer pie.

Y esa supremacía se trasladó al marcador, primero con un penal de Serin y luego con un try de Lamerat tras una jugada nacida en un line cercano al ingoal bien ganado que derivó en una contundente acción de los backs.

El try de Goujon coronó una muy buena labor de los franceses, que se llevaron una gran victoria en un partido en el que dominaron todas las facetas del juego.

Deja un comentario